Volcán Bromo

Entrevista a Luis de Destino Ikigai

Hoy no os hablamos de viajes, hoy hablamos de nosotros.

Para que sepáis quién está detrás de cada blog de GaliciaTB y nos conozcáis un poquito más, hemos respondido a unas preguntas muy viajeras que iremos publicando de cada soci@.

Hoy le toca el turno a Luis, de Destino Ikigai.

 

Volcán Bromo

1.- ¿A dónde fue el primer viaje que recuerdas?
Recuerdo que siendo muy pequeño, con 3 y 4 años, mis padres me llevaban al aeropuerto de Coruña para viajar solo a ver a mi tía y mi abuela en Madrid. Lo que podría ser una experiencia traumática para muchos niños, montar solo en un avión, para mí era una fiesta: llevaba una bolsita con mi documentación colgada del cuello, las azafatas estaban pendientes de mi todo el rato ofreciéndome comida, bebida, cómics, juguetes… y encima estaba alucinando viendo cómo la tierra se hacía pequeñita y volaba por encima de las nubes. Ahí descubrí que aunque estuviera lloviendo, por encima de las nubes siempre brilla el sol.

2.- ¿Qué es lo que nunca falta en tu maleta o mochila?
Al ser fotógrafo no puede faltar mi cámara, por supuesto; también un lector de ebooks para llevarme una biblioteca entera en mi mochila. ¡Ah, y una navaja suiza con sacacorchos, imprescindible! 🙂

3.- Si sólo pudieses elegir un destino, ¿cuál recomendarías?
Recomendaría viajar a Asia en general, por ser la parte del mundo más exótica para nosotros, pero si tuviera que quedarme con un país, cosa bastante complicada, me decantaría por Nepal: a pesar de ser uno de los países más pobres del mundo, y de haber sufrido recientemente la tragedia de un gran terremoto, es el país que más me ha dado sin pedir nada a cambio.

Sus gentes son muy hospitalarias y amables, y con una espiritualidad de la que deberíamos tomar ejemplo. Además encontrarse en medio de los Himalayas es uno de los espectáculos de la Naturaleza más grandiosos que puedes experimentar.

4.- ¿Con quién te gusta viajar: solo, en pareja, con amigos, en familia…?
Me gusta más viajar en pareja, porque a pesar de que es cierto que algunos viajes hay que hacerlos solo, las sensaciones que se viven al viajar son demasiado intensas como para guardárselas para uno. Viajando en pareja da más pie a compartir pensamientos, impresiones… y además las alegrías y las penas es mucho mejor llevarlas en compañía.

5.- ¿Cuál ha sido la peor experiencia viajera que has tenido?
Tengo la suerte de que hasta ahora nunca me ha pasado nada grave viajando, sólo algunos contratiempos o situaciones que acabaron teniendo un final feliz. Recuerdo mi frustración por no haber podido entrar en el Tíbet desde la frontera nepalí, ya que las autoridades chinas cambian cada poco las normas para dificultar la entrada de extranjeros, con el fin de que no se conozca el expolio y la destrucción sistemática que llevan a cabo de la cultura tibetana.

6.- ¿Qué tiene que tener un viaje para que sea perfecto para ti (arte, naturaleza, música, compras…)?
Para mi un viaje perfecto debería incluir un destino exótico, con una lengua, costumbres y religión diferentes, con paisajes naturales esperando a ser explorados. Lo que más me gusta es descubrir culturas nuevas y conocer gente con distintos valores que amplíen mi visión del mundo. Y por supuesto, me gustaría poder traer de vuelta muchas y buenas fotografías en mi cámara y recuerdos imborrables en mi memoria.

Annapurnas

7.- ¿Cuál es ese sueño viajero que todavía no has hecho realidad?
¡África! Tengo una deuda pendiente con Etiopía desde hace mucho tiempo, he leído mucho sobre la historia y la cultura de ese país y tengo muchas ganas de lanzarme a la aventura por tierras etíopes. A pesar de lo que mucha gente piensa, en vez de ser un país desértico Etiopía está lleno de montañas, lagos, selva y una cultura ancestral única en el mundo.

8.- ¿Te gusta llevar bien organizados tus viajes o eres más de improvisar sobre la marcha?
Una mínima organización siempre es necesaria, sobre todo cuando se trata de viajes largos. Lo que hago es trazar un plan genérico con lugares y fechas, aunque dejando siempre espacio para modificar el plan sobre la marcha e improvisar si es necesario.

Para mi vuelta al mundo, dividí los continentes en meses haciendo una lista de países y lugares para visitar. En varias ocasiones acabé viajando a países a los que en principio no tenía pensado ir (y fue una de las mejores decisiones que tomé), y en otros países, me acabé quedando el doble de tiempo del que tenía en mente. Si viajar es fluir, hay que dejar espacio a la improvisación.

9.- ¿Qué es lo que más te gusta de tener un blog de viajes? ¿Y lo que menos?
Lo que más me gusta de haber creado un blog es el tener la oportunidad de conectar con gente de mentalidad afín y poder interactuar con otros inconformistas en persona. Soy un gran fan del networking y las colaboraciones,y me maravillo de todo lo que estoy aprendiendo y ver lo que se puede conseguir con un proyecto online. Gracias a mucha gente, estoy viendo que se puede vivir de una manera diferente a la que nos quieren inculcar desde pequeños.

Lo que menos me gusta es el tiempo que pierdo con problemas técnicos, ya que no soy experto en asuntos de WordPress, plugins y demás y muchas veces me paso horas resolviendo cosas que deberían llevar minutos. La curva de aprendizaje para ser experto en blogging es bastante complicada, a mi entender.

10.- ¿Te has llevado alguna vez una decepción viajera? ¿Y algún descubrimiento inesperado?
Me llevé una decepción con Vietnam, que a pesar de ser un país comunista, sus habitantes se comportan como los más capitalistas de Asia: por el mero hecho de ser extranjero te obligan a pagar el doble por todo, lo ven normal, y hay que andar peleando con ellos para que entren en razón. Te ven como un cajero andante. Además al ser un país con una geografía tan estrecha, existen muy pocas alternativas para viajar por tierra y tienes que acabar pagando a precios inflados unos pasajes en buses muy incómodos como si fueras ganado.

También me llevé una decepción con Las Vegas, nada que ver con el glamour de las películas: todo es de cartón piedra y hay un clima de inseguridad y un mal gusto imperante que no me esperaba.

Por suerte me he llevado muchas más sorpresas agradables que desagradables: En mi vuelta al mundo no había contemplado viajar a Indonesia y Filipinas; fueron dos destinos a los que decidí ir sobre la marcha y viví experiencias memorables, como subir al volcán Bromo y recorrer el templo de Borobudur en la isla de Java, o descubrir nuevas y coloridas especies de peces buceando mientras vivía en una choza de bambú en una isla de 2 km cuadrados en Filipinas.

11.- ¿Qué es lo que te motiva a la hora de escoger un destino?
Me motiva que el destino suponga un reto, que me haga salir de mi círculo de confort para enfrentarme a una realidad completamente nueva: un lenguaje desconocido, una cultura y religión extraña, costumbres exóticas… todo aquello que me estimule a ingeniármelas para adaptarme a una realidad nueva de la que salga más enriquecido.

Bohol

12.- ¿Qué es lo que te impulsa a viajar?
Fui un ávido lector desde pequeño, y recuerdo con especial cariño la fascinación que me producían las novelas de aventuras de Julio Verne y Emilio Salgari. Fantaseaba con convertirme en un explorador y tener experiencias que sólo unos pocos podían vivir.

Me impulsa el salir de la rutina para descubrir nuevos mundos, el preguntarme qué es lo que se ocultará tras aquella montaña en el horizonte… considero que tengo mucha curiosidad por todo lo que el mundo puede ofrecer, y he tenido la suerte de poder viajar desde bien pequeño, por lo que el viaje es una parte muy importante de lo que soy.

13.- ¿Qué les dices a todas aquellas personas que cuando desvelas la fecha de tu próximo viaje, te dicen eso de: “Otra vez? ¡Qué bien viven algunos! Debes de estar forrado!”?
Sí, jeje, eso ya lo he oído varias veces. Hay muchas personas que todavía piensan que la única forma de viajar es comprando un paquete vacacional con hoteles caros y contratando excursiones. Así por supuesto que cualquiera se arruina en poco tiempo, además de que esa forma de viajar no va para nada conmigo.

Lo cierto es que buscando vuelos baratos y alojándose con familias, en hostels, hoteles para locales o acampando, se puede fácilmente gastar menos al mes que pagando un alquiler en España. Eso sí, es una forma de viajar que no todos estarían dispuestos a realizar, aunque quien se anima lo recordará como una de las mejores experiencias de su vida.

14.- Para terminar, dinos:

Una ciudad: Pokhara, en Nepal, una ciudad en los Himalayas rodeada de lagos, templos, montañas… y donde tienes la sensación de estar en uno de los lugares más lejanos y exóticos a los que puedas viajar.
Una playa: Gallespie Beach en Nueva Zelanda, la puesta de sol más bonita que recuerdo.
Un museo: El Museo Nacional de Arqueología de Dublín, un museo lo suficientemente pequeño como para verlo en 2-3 horas, pero muy bien presentado y con un ambiente acogedor. Puedes hacerte una idea bastante buena de los orígenes de un país en una mañana.
Un medio de transporte: Bicicleta, suficientemente rápido para desplazarse, y suficientemente lento como para no perderse nada.
Un plato: Un auténtico curry de la India con leche de coco ¡explosión de sabor en tu paladar!
Un rincón de la naturaleza: Las playas de la península do Morrazo, en Galicia, un paraíso cerca de casa.

Grand Canyon

Esperamos os haya gustado, podéis comentar y dejar vuestras preguntas a María. También os invitamos a seguir sus viajes en Destino Ikigai.

“Historias personales de mis viajes por España y el mundo ilustradas con fotos de cosecha propia.”

1 Comentario. Dejar nuevo

Luis Gago
20/06/2017 7:21 pm

Muchas gracias, compañeros de GaliciaTB, por haberme dado la oportunidad de presentarme y que me conozcan un poquito mejor. Espero que mi aportación resulte interesante y que ayude a contagiar las ganas de viajar.
¡Un abrazo!
Luis

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *