Grupo en una alvariza con colmenas

El Concello de Lalín visto por GaliciaTB

Grupo en una alvariza con colmenas

El Concello de Lalín, en el corazón de nuestra querida Galicia, es también uno de esos desconocidos lugares que sabe como sorprender cuando se profundiza en sus encantos. Por ello os queremos traer una selección de los rincones imprescindibles de Lalín vistos desde nuestra perspectiva.

Souto de García Sánchez, el otoño hecho arte – Planeta Tour

Pese a su pequeño tamaño el Souto de García Sánchez en Lalín es de esos lugares del que uno se encapricha; un entorno cuidado al detalle que en el pasado era fuente de madera noble y que hoy se ha convertido en un lugar de esparcimiento singular que nos recibió con el encanto bucólico del otoño, un caducifolio lienzo creado por castaños que se hace fotogénico por un conjunto de esculturas de desbordante fantasía que fueron puestas en armonía para el enfoque de los fotógrafos.

El souto invita a comer en su inmensa mesa parroquial y al paseo entre la hojarasca, un paisaje que muta con las estaciones pero que en otoño desborda a quien lo visita, un recuerdo imborrable, un resumen de la belleza natural de Lalín.

Souto de García Sanchez

Monumento Natural de la Fraga de Catasós – Trucos viajeros

La Fraga de Catasós, es uno de esos espacios mágicos en los que la luz entra suavemente, como pidiendo permiso para colarse entre los huecos que dejan las copas de los árboles. Los castaños y robles que la pueblan ya crecían aquí cuando Emilia Pardo Bazán escribía Los Pazos de Ulloa. Quizás por eso, pasear sobre esta alfombra de hojarasca entre árboles de más de 30 metros de altura es como trasladarse en el tiempo.

Cuentan que sus dueños nunca cultivaron los frutos que podía proporcionar la fraga de Catasós; sino que dejaron crecer los castaños sin podarlos para conseguir las vigas majestuosas que sustentaban sus pazos. Podría ser la razón por la que este pequeño reducto del bosque tradicional gallego cuenta con algunos de los castaños más altos de toda Europa.

Este espacio es quizás uno de los grandes tesoros de Lalín. Es, además, Monumento Natural desde 2000, aunque ya en 1954 el fitopatólogo americano Plippo Gravatt propuso a las Naciones Unidas que se protegiesen estos bosques.

Por cierto, hay una pequeña ruta de senderismo de unos 2 kilómetros que la recorre.

Fraga de Catasós

El Camino de Invierno – Woman to Santiago

Ramón María Aller fue un ilustre vecino de la villa de Lalín. Posiblemente su pasión por la astronomía, le llevó a escudriñar en detalle la Vía Láctea como brújula de peregrinos que huían de las nieves de invierno en el Cebreiro.

Lalín como en otros tiempos acoge a peregrinos que vienen siguiendo el llamado Camino de Invierno, convirtiéndose en parada ideal para recomponer las fuerzas a base de su cocido tradicional, o aquellos con maña más cocinera, darse una vuelta por su mercado de abastos y reproducir alguna elaboración con sus deliciosos productos de la tierra. Antes de proseguir Camino y con el cuerpo saneado, merece la pena visitar la casa museo del matemático y astrónomo.

Camino de invierno

El cocido de Lalín – CaboNorte blog

Hablar de Lalín es hablar de cocido, así que no nos podemos ir sin probar esta delicia gastronómica en el lugar de Galicia más apropiado para ello. Nosotros tuvimos la suerte de probarlo en el famoso Bodegón Currás, aunque en los muchos restaurantes repartidos por todo el concello también lo podemos degustar, y con una calidad excelente.

Tras una sopa de cocido para ir abriendo boca, se sirve una amplia variedad de carne de cerdo, como cabeza, oreja, lacón, tocino, chorizo o costilla acompañada de patata cocida, repollo, grelos y garbanzos, todo con los mejores productos y buena cantidad.

También puede llevar alguna carne de ternera o pollo. Tras la comilona tocan los postres. Hay mucho donde elegir, y también lo podemos combinar como deseemos: Filloas, orejas, cañas, leche frita, queso con miel…desde luego que hambre no pasaremos. Chupito y café de pota ponen el broche final de este festín gastronómico imprescindible para cualquier viajero que visite Lalín.

Cocido lalinense

El casal de Chedas – A world to travel

El Casal de Chedas es uno de esos parajes que parecen sacados de un cuento.

Sus apariencias de pradera toscana no deben engañar al visitante, pues se trata de un valle – precioso, eso si – de la ribera del Deza, en la parroquia de Zobra, Lalin.

Allí vive un único habitante, Antonio, que de vez en cuando ve su tranquilidad perturbada cuando, atraídos por tanta perfección visual, los visitantes se animan a recorrer a pie el camino que baja desde la carretera hasta el conjunto de edificaciones que destacan en el medio del valle.

Si te animas a visitarlo, respeta la intimidad de su poblador y lo que él quiera contarte. Es sabido por todos que leyendas e historias no le faltan a esta zona y el Casal de Chedas no se queda atrás.

Suerte!

Chedas

Pazo de Liñares – DeMiku

El Pazo de Liñares, situado en San Martín de Prado (Lalín), es una de las joyas monumentales de la Comarca do Deza, probablemente la más grande e importante casa señorial de este rincón de Galicia.

Construido a fines del S.XVII por Álvaro Núñez Taboada, de la Casa de Bendoiro, el Pazo pasó por varias y grandes familias de las diferentes épocas. Aquí se crió uno de los ilustres hijos de Lalín, el famoso aviador Joaquín Loriga.

En la actualidad el Pazo es propiedad del Concello de Lalín, que después de una gran restauración, creó un espacio cultural de uso multidisciplinar bajo el nombre de Espazo Liñares. Aquí se celebran todo tipo de actividades culturales, además de acoger el interesantísimo Museo Galego da Marioneta.

En una visita por su interior, además de las exposiciones fijas y temporales que aquí se celebran, podremos descubrir las diferentes partes que componen el Pazo: la lareira, la capilla, las casas de servicio, el hórreo, el palomar… A destacar la preciosa galería con 5 arcos de la fachada posterior.

Museo de marionetas en el Pazo de Liñares

Ayuntamiento de Lalín – Una idea un viaje

Una de las grandes sorpresas que tiene Lalín para sus visitantes es el edificio del ayuntamiento, que hará las delicias de aquellos que gustan de la arquitectura contemporánea. Su estructura se sustenta gracias a muros perimetrales y está ausente de columnas, componiéndose de una serie de módulos de planta circular magníficamente conectados que dan lugar a una iluminación y fusión de espacios espléndida.

Esta obra de Mansilla y Tuñón viene inspirada por la estructura de los antiguos castros celtas, rindiendo homenaje al hecho de que Lalín es el Concello de Galicia con más castros. Sin duda, una de las visitas obligadas en Lalín. ¡No te la pierdas!

Ayuntamiento de Lalín

Museo etnográfico Casa do Patrón – El blog de Millán Dasairas

El conocimiento de la cultura vinculada a un lugar forma parte de una buena y completa experiencia turística. Por ello, encontrarnos con este museo fue toda una sorpresa que nos trasladó en el tiempo a como se hacían las cosas tan solo unas pocas décadas atrás.

Tres edificios en la pequeña aldea de Doade muestran recreaciones de escuelas antiguas, talleres con herramientas y utensilios ya olvidados y otros lugares comunes así como miles de objetos reales que, gracias a todo tipo de donaciones, conforman un legado histórico preservado y listo para enseñar a todo el que lo desee.

También aquí se intenta preservar, mediante proyectos y actividades varias, el recuerdo de labores ya perdidas como la elaboración tradicional de alimentos o la obtención del hilo y posterior tejido para crear prendas.

En resumen, una apuesta por la recuperación del patrimonio y preservación de la memoria histórica a través de los objetos, las recreaciones, las canciones, la comida, y todo aquello que nos enseña de donde venimos.

 Museo Casa do Patrón

“Historias personales de mis viajes por España y el mundo ilustradas con fotos de cosecha propia.”

Tags:

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *