Descubriendo O Grove en el Hotel Bosque Mar

Descubriendo O Grove en el Hotel Bosque Mar

El hotel con más tradición de la península de O Grove se llama Bosque Mar. Tuvimos la suerte de ser invitados a través de nuestra asociación GaliciaTB , cuando todo estaba preparado para empezar la temporada de verano.

hotel-bosque-mar-ogrove

hotel-bosque-mar-ogrove-vista-jardin

Nada más entrar en él tienes la sensación de hallarte en un hotel familiar, desde el trato más cercano, hasta sus instalaciones bien pensadas para sentirte en todo momento como en casa. Ese jueves bien entrada la noche llegamos al hotel tras una larga jornada de coche desde Madrid. Servando, su promotor, dueño y cuidador de muchos de sus detalles, nos esperaba en persona para darnos las llaves y la bienvenida.

hotel-bosque-mar-ogrove-piscina-jardin

hotel-bosque-mar-ogrove-piscina

hotel-bosque-mar-ogrove-spa

Al día siguiente es cuando conocimos de primera mano la verdadera dimensión del alojamiento y su impresionante entorno natural. Nos invitó a dar una vuelta a la península de O Grove en su propio coche. Lo primero que descubrimos fue el origen de todo, la casa donde nació de la que tan sólo conserva el huerto. Eso sí, éste sigue muy vivo, regalando todo tipo de hortalizas, frutas y verduras a los huéspedes de su hotel. De la huerta a la cocina del hotel, sin más intermediarios. Como tampoco los hay en los concerniente al pescado y marisco que se sirve.

Servando tiene su propio puesto en la lonja de O Grove desde donde puja para “emplatar”  las comidas y cenas del restaurante del hotel.

hotel-bosque-mar-ogrove-casa

hotel-bosque-mar-ogrove-huerto

Bosque Mar es un sitio que ante todo mira al Mar de Arousa. La ría y este establecimiento tienen una simbiosis histórica que viene desde muy atrás, ya que otra de las facetas de Servando, aparte de la de buen hostelero, es la de guía por tierra, mar y… aire. Sí, también tiene un ultraligero, y os aseguro que a tenor de las fotografías aéreas que nos mostró, O Grove guarda muchos más secretos que los que amablemente nos descubrió desde su furgoneta.

hotel-bosque-mar-ogrove-mirador-siradella

hotel-bosque-mar-ogrove-isla-ons

También tiene un pequeño barco donde sale a pescar, aunque en su tiempo tuvo uno más grande donde llevaba a sus huéspedes a las islas Atlánticas, a la isla granítica de Rúa, al islote arenoso Guidoiro, e incluso subir por la ría en marea baja hasta el cauce del río Ulla, para peregrinar a Santiago por la más antiguas de las rutas jacobeas.

hotel-bosque-mar-ogrove-puerto

hotel-bosque-mar-ogrove-bateas

Pudimos, al final de la jornada, descansar en el hotel, al borde de una piscina impoluta y la tentación del spa justo al otro lado. No falta detalle, como tampoco nos faltó en la cena a base de los productos de la tierra que unas horas antes vimos cultivar, y que disfrutamos junto con vieiras, almejas, navajas y merluza de la lonja. Buen final de una espléndida jornada.

hotel-bosque-mar-ogrove-comedor

hotel-bosque-mar-ogrove-cena

Quizá demasiadas historias que quedarían atropelladas en esta breve entrada intentando relatarlas como merecen. Ya hablamos de la experiencia en nuestro blog, pero mejor conocerlas de primera mano, en O Grove, en Bosque Mar y de la mano de Servando, quien dirige ahora con maestría el hotel gracias también a la tradición adquirida y traspasada de boca en boca.

hotel-bosque-mar-horreo

hotel-bosque-mar-ogrove-playa-as-pipas

Un placer sin duda, el haber tenido la oportunidad de conocer un poquito más Galicia y sus gentes.

Buscando rincones del Camino de Santiago donde encontrar su esencia. Somos Noelia y Jan.

1 Comment
  • SienteGalicia
    Posted at 14:21h, 28 agosto Responder

    Este hotel es una maravilla y la situación inmejorable! Uno de los servicios que ofrece y que cada vez se valora más es que admiten mascotas!!

    Un saludo 🙂

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.